(Fuente: El País)

 

Andrés Gaitán Rodríguez[1]

 

[1] Profesor de tiempo completo de la Facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales. Profesional en Ciencia Política y Relaciones Internacionales y Magíster en Defensa y Seguridad Nacional. 

En 1953, el matemático John von Neumann, en calidad de asesor en estrategia sobre guerra nuclear para el Departamento de Defensa (DoD) de los Estado Unidos de América, acuño el término Destrucción Mutua Asegurada (MAD, Mutual Assured Destruction) para evidenciar el nivel de poder que alcanzarían las dos superpotencias de la Guerra Fría si se aferraban a la aceleración de su carrera armamentista nuclear (como finalmente terminó ocurriendo). Al sugerir este concepto, que ha sido fundamental para el Realismo Político y su postulado del dilema de seguridad (principalmente), von Neumann buscó expresar una situación en donde una potencia que lanzaba un ataque nuclear a otra con el fin de garantizar su destrucción total, también resultaría devastada debido a una retaliación por parte del actor agredido, quien tendría el tiempo suficiente de reacción para lanzar un ataque nuclear de semejantes proporciones destructivas en contra de su victimario. 

Poder alcanzar un estatus o situación de MAD, que en otras palabras es la capacidad de disuasión más poderosa que un actor puede detentar en sus Relaciones Internacionales, se requiere la ejecución de la estrategia de la “Triada Nuclear”. Presupongan que, en una guerra nuclear el Estado A, quién es el primero en atacar, intentará apuntar sus ojivas hacía objetivos estratégicos (centros de poder político, militar, energéticos, humanos) de B, pero principalmente, obtener la inoperatividad de los Misiles Balísticos Intercontinentales -capacidad nuclear- de su rival. Es muy importante garantizar que B pierda las capacidades para responder nuclearmente a la agresión de A. Es bajo esta premisa, que la “Triada Nuclear” cobra relevancia para los procesos de balance del poder, para llegar a la Destrucción Mutua Asegurada y presentar un nuevo dilema de seguridad; dicho de la misma forma, que ambos actores se puedan disuadir.  

 Leer más...

 

(Fuente: Secretaria Distrital de Integración Social)

Néstor Maldonado Gómez[1]

 

[1] Profesor de tiempo completo de la Facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Santo Tomás.

 

La coyuntura que se traza en el escenario nacional a partir de la implementación del “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, ha generado consigo percepciones, posturas y acciones desde todas las esferas sociales. Por tal razón, el hecho de postular el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, conlleva a despertar conceptos de la opinión pública, la academia y la política, en muchos casos de manera crítica y desacertada, y en otros, validando los propósitos y esfuerzos.

En ese entendido, cabe destacar que la conmemoración del Día de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado no surge como un hecho coyuntural en respuesta a la implementación del Acuerdo Final, pues cada 9 de abril desde que se aprobase la Ley 1448 de 2011, se da lugar a este día como un recordatorio de los muchos retos y desafíos que se marcan a partir del proceso de transición que aborda Colombia y que visibiliza el sentir de las víctimas (Ley 1448, 2011).

Leer más...

Noticias

rtp slot demo
https://bolangcai.site/ https://crotdalam.online/ https://pencari-referral.site/ https://botaichi.site/ Server Thailand Server Thailand